Permiso para soltar el pecho



Nuestra civilización nos prohíbe expresarnos libremente. Obedeciendo, aprendemos a aguantar la respiración y endurecer el pecho.

Michael Landau