Método Feldenkrais

 
 

El método Feldenkrais es un sistema de aprendizaje en movimiento que utiliza nuestro cuerpo como herramienta de aprendizaje; como alumno y profesor a la vez. Con este sistema aprendemos a movernos con más facilidad y eficiencia, a eliminar tensiones y esfuerzos innecesarios, y a alcanzar un mayor bienestar. Este método no trabaja con movimientos repetitivos ni mecánicos, sino que apela a nuestra posibilidad de autoconciencia: nos invita a prestar atención y a darnos cuenta de nuestros patrones habituales y de cómo nos organizamos para la acción. A partir de esto, nos sugiere también nuevos caminos.

 

El aprendizaje imita el proceso de maduración de la primera infancia, donde, a través del ensayo y error, aprendemos a girar, gatear, caminar o hablar. En el proceso participa la persona en su totalidad: tanto el cuerpo, como la mente y el espíritu interactúan con el entorno.

 

A través de movimientos suaves, simples y funcionales, nuestro sistema nervioso experimenta nuevas posibilidades, amplía sus horizontes y registra las mejores opciones. Mejora así nuestro movimiento, postura, auto-imagen, flexibilidad, coordinación y relación espacial.

 

El método es efectivo tanto para resolver dolencias de distinta índole (ortopédicas, articulares, neurológicas, neuro-musculares), como para enriquecer movimientos sutiles y mejorar rendimientos generales en atletas, bailarines, músicos, actores, o cualquier persona que vive y se mueve. El proceso es personal, y cada uno aprende a partir de sus potencialidades y posibilidades actuales.

 

Lo imposible se hace posible, lo difícil se vuelve fácil, cómodo y placentero, y luego elegante y lleno de gracia.

 

Los profesores del Método Feldenkrais acreditados por la Federación Internacional de Feldenkrais enseñan el Método en todo el mundo utilizando dos modalidades: Autoconciencia a Través del Movimiento (ATM) e Integración Funcional (IF).

Lee más sobre mi trabajo especializado: Feldenkrais para músicos.